La Huelga Médica Indefinida

>> lunes, 15 de septiembre de 2008

Que la Federación Médica Peruana decidiera irse a la huelga no debe sorprendernos, no son ingenuos. En los últimos 5 años (hasta donde me alcanza los recuerdos) han mantenido esa actitud propensa a la protesta por más salidas que hayan alcanzado con los Gobiernos de turno.
Las exigencias para evitar la huelga, desde antes del inicio de las conversaciones, eran muy altas. Pedir la renuncia del Ministro de Salud como requisito sine qua non para empezar el diálogo era lo mismo que posponer el mismo, sabían que el Gobierno no lo aceptaría. Sin embargo, luego de sortear este escollo (dejando de lado a Garrido Lecca) y ya sentados en la mesa con el Premier y el Ministro de Economía decidieron patear el tablero e igual irse a la huelga.
El gremio médico ha estado preparando esta huelga ya hace mucho tiempo, han conseguido los recursos, movilizado sus bases, hasta han desarrollado un discurso muy bien estructurado que logro dejar mal parado al Ministro de Salud.
Si bien en la campaña mediática salieron ganando más por errores del ministro que aciertos propios, la discusión alcanzó niveles de frivolidad extendiéndose en tal medida que la sobre exposición mediática de la dirigencia del gremio médico dividió a la opinión pública sobre este tema.
Además, en lo que respecta a la huelga misma, la Federación cometió un error al darle demasiado tiempo al Gobierno para reaccionar, pues una vez aceptada la propuesta planteada por el Premier parece ya un despropósito seguir con la medida de fuerza cuando no – por lo menos – posponerla.
Debieron iniciar su protesta una semana antes cuando el Gobierno no quería darse por enterado y el ministro respondía llevando de paseo a los periodistas por los hospitales. La protesta ya no es un medio sino un fin en sí misma, es evidente que no van a dar marcha atrás la acción han venido organizando laboriosamente. Se perdió la oportunidad política que ofreció el Ministro de Salud, a estas alturas y luego de la presencia del Primer Ministro en los medios exponiendo las conclusiones sobre la negociaciones queda claro que el gremio médico nunca quiso dar su brazo a torcer. Ahora la población sufrirá su prepotencia, que vayan a su huelga y (si el Premier sabe comunicarlo) el gobierno quedará como la víctima.

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP