La memoria que nunca olvida

>> sábado, 28 de febrero de 2009

Alguien le dijo al presidente que saliendo en "El Peruano" al costado de Cecilia Bakula y debajo de un titular que anuncia el Ministerio de la Cultura va a poder limpiar su imagen por aquel inaceptable rechazo a la donación del gobierno alemán para construir un museo de la memoria. La cultura es memoria también, señor Presidente. Memoria es lo que necesitamos los peruanos para no volver a cometer aquellos terribles errores, memoria para salir adelante enfrentando nuestras heridas; la misma memoria que tiene usted para no cometer los errores de 1985, es la que necesita el Perú. Espero que recapacite, en todo caso sino lo hace ya vendrá alguien que lo haga, total hay cosas en la vida que uno nunca olvida.

Read more...

Ya va a venir el día...

>> domingo, 22 de febrero de 2009

Viene la noche/ Y firmes combaten foscos/ Los reyes rojos.

Era tarde, 3 carros desde Miraflores y aún así demoré una hora y media en llegar hasta La Molina. Caminando por Raúl Ferrero a paso ligero pienso que ya me lavaré la cara cuando llegue a COFOPRI.

Tengo una reunión con Victoriano Cáceres, en un par de minutos me quedara la sensación que es el único funcionario público responsable del tema de comunidades campesinas en el Estado, la soledad del Ingeniero me sorprende ante lo que para otros países como Colombia o Bolivia esta realidad se corresponde con un Viceministerio o Ministerio respectivamente; miro el piso y me resigno, la manera más cruda de entender la ausencia total de una política del Gobierno respecto al tema.

Históricamente las Comunidades Campesinas han sido sinónimo del valor que pueda darse a sus tierras, antes agrícola hoy el último reducto frente a la minería. Conversando con el Ing. Cáceres, me parece que evoca con nostalgía aquellos tiempos donde el Estado realmente se preocupaba por conocer la realidad de las comunidades, elaborando diágnosticos desde el Estado que legitime socialmente las normas que habrían de dar. Fue con SINAMOS en 1978, la última vez que el Estado se preocupó por intentar conocer la realidad comunal, luego vendrían trabajos de ONGs y el informe del un PETT ya desactivado; esta es otra época, ahora las reformas que reconocen derechos y facilitan su ejercicio vienen de afuera y estan condicionadas por la plata que pueda dar la cooperación internacional, o no ESAN.

Las palabras del Ing. Cáceres me llenan de satisfacción pues me consta que estoy aprendiendo algo con mucho valor; sin embargo, me resulta increíble que un hombre con más de 30 años en la función estatal tenga para el solo toda la subdirección de comunidades campesinas de la Dirección de Formalización Integral de COFOPRI, la falta de profesionales indicados en el Estado es una compleja realidad. En todo caso, luego de escuchar las elucubraciones de mi tesis solo alcanza a decir: "va a ser bonita tu investigación". Me comenta que le gustan la inferencias y generalidades que publica Alejandro Diez, que esta pensando publicar un libro sobre la parcelación de las tierras comunales, me recomienda libros y explica la complejidad social que pueden darse dentro de un territorio comunal.

Durante el 2008 se han reconocido 300 nuevas comunidades campesinas me cuenta, - ya nadie se interesa por estos temas - repite con cierta amargura, ¿algún día desaparecerán las comunidades campesinas? Algunas de ellas no creen ni en sí mismas. Decretos legislativos, Decretos Supremos, Políticas publicas liberalizadoras de terrenos comunales, falta de decisiones estatales ante una realidad a la que desde que el Perú es Perú se le ha dado la espalda. Esto tiene un poco de mucho y poco de todo, pienso; me alegro que el Ing. se quede dos horas más después de la hora de salida para seguir compartiendo su conocimiento conmigo, aquel que otorga el trabajo de campo, la experiencia.

Salgo de la sede de COFOPRI pensando en que debo escribir un post sobre el Ing. me alegra saber que alguien con tanta experiencia no haya terminado en una ONG o una empresa minera con verdadera vocación social ¿existe aquella rara avis? (aunque también me sorprende). Espero que no piense en jubilarse, fracamente sería una pena que un funcionario con dicha experiencia en la administración pública se vaya, el Estado perdería una institución en comunidades campesinas... entonces me pregunto: ¿Realmente le importaría?

Read more...

Cronología de conflictos

>> sábado, 21 de febrero de 2009

Ahora que me encuentro trabajando a las justas y termino de leer la República y las noticias que el CENDOC de CEPES me envia al mail sobre protestas y conflictos sociales. Sin embargo, ello no es excusa para no seguir la evolución de la conflictividad social que se da en el país. Por ello, gracias a Dios, la Dirección de la Unidad de Conflictos Sociales de la Defensoría del Pueblo elabora semanalmente una cronología de conflictos sociales documentada a través de los medios de información masiva de todo el país. Ahora bien, podríamos armar todo un "debate" respecto a que legitimidad hay para considerar las noticias que presenta la prensa como fuente fidedigna de la presencia de conflictos sociales en tal o cual lugar. No obstante ello, debemos aceptar nuestra realidad: no hay más (investigación o reporte sobre el tema), así que mientras tanto conformence hasta que el Estado realmente le de importancia al tema de los conflicto sociales. En todo caso finalmente la Defensoría del Pueblo es un organo gubernamental legitimado y con experiencia en el tema, estas credenciales son más que suficientes para otorgarles eln esto el beneficio de la duda. Por último, cada uno le da el valor correspondiente a las fuentes.

Read more...

El extraño caso del artículo 7 del Decreto Supremo Nº 014-2007-EM

>> miércoles, 18 de febrero de 2009

La historia jurídica del Perú esta llena de estos pequeños artículos que a veces llegan a tener mayor relevancia que una Ley o la misma Constitución


Era la primera semana de julio del año dos mil seis, el gobierno del Presidente Toledo terminaba y tanto en Palacio de Gobierno como en el Ministerio de Energía y Minas se preparaban para el proceso de transmisión de mando al nuevo mandatario y su corte de truhanes. Esta demás decir que en el local de San Borja las cosas estaban algo movidas, pues durante la campaña electoral el ahora electo presidente García había vociferado en contra de las empresas mineras y su política del perro muerto que aprovechan las “services” para pauperizar las condiciones laborales de sus trabajadores.

Entre tanto, en una amplia sala de reuniones en Magdalena, la comisión de transferencia del gobierno aprista se reunía con los miembros de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, les aseguraban que todo era parte de la estrategia de campaña, que el único objetivo era conseguir los votos que de otra manera hubieran sido captados por Humala. Así dejaban en claro que APRA había llegado para sumarse a la parranda, asentaba esta tranquilidad, las afirmaciones que aseguraban que el gobierno aprista no había llegado para emprender el supuesto cambio responsable, no habría de modificar la política del Estado para el sector energía y minas. Habiendo llegado para “negociar”.

Mientras tanto Toledo y Ministros (al fin y al cabo autoridades con poder aún) tenían todavía un par de semanas para emitir normas de carácter reglamentario – procedimental como son los Decretos Supremos de cada sector. En todo caso nadie se explica como en otro arranque de virtud el Ministro Clodomiro Sánchez Mejia, un hombre campechano y de buenas intenciones acepto congraciarse con el medio ambiente. Así, el 5 de julio aparecería el Decreto Supremo Nº 036-2006-EM que estableció Disposiciones Generales para la aplicación del Silencio Administrativo Negativo para los procedimientos tramitados ante la Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros.- DGAAA.

El Artículo 1º de aquella norma establecía: “Todos los procedimientos administrativos de evaluación previa que están a cargo de la Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros, o las modificaciones de los mismos, están sujetos a la aplicación del silencio administrativo negativo, en caso de que dicha autoridad administrativa competente, no se pronuncie respecto de la evaluación del estudio ambiental, del levantamiento de las observaciones pertinentes o de sus modificaciones, dentro del plazo establecido por ley”. Más claro ni el agua

En aquellos días Toledo ni siquiera ya leía lo que estaba firmaba, embebido por su inesperada subida en las encuestas se encontraba relajado y disfrutaba sus últimos días en palacio con su etiqueta azul.

Pasaron los días, las semanas, los meses, el ministerio de las artes tenia nuevo titular. El cuerpo básico de profesionales no había cambiado, algunos directores habían decidido retirarse por las medidas “austeridad” impuestas por el gobierno una vez en el mando; sin embargo, más allá de ello todo seguía igual en el MEM.

Quizás una de las más mayores virtudes del Ministerio sea su atención personalizada y eficiente para con sus administrados; no obstante esto a veces algunos entusiastas se emocionan y se pasan de la raya con los funcionarios. En el Ministerio aún estaba fresco lo de Majaz y el vapuleador informe de la Adjuntía de Servicios Públicos y Medio Ambiente contra los errores de la Dirección de Asuntos Ambientales Mineros en la aplicación del Decreto Supremo 038-98-EM (Reglamento Ambiental para las Actividades de Exploración Minera) que motivo la necesidad de adecuar las consideraciones que establecidas en la norma. Por ello cuando se promulgó el Decreto Supremo Nº 014-2007-EM que modificaba una serie de artículos del 038-98-EM todos nos alegramos; sin embargo, el regalo venia con sorpresa. El artículo 7 de aquella norma se excluía a las actividades de exploración minera del ámbito de aplicación del Decreto Supremo Nº 036-2006-EM, que había firmado Toledo zampado en medio de un lapsus ambientalista del Ministro de Energía y Minas.

Ahora bien, la gracias era evidentemente ilegal pues iba en contra del la Ley 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General - LPAG en su artículo 34 establecía que en procesos administrativos de evaluación previa con silencio administrativo negativo se ubica los que versan sobre medio ambiente, es decir ante la falta de respuesta de la autoridad administrativa el administrado debía entender por denegada su solicitud.

El nuevo Ministro y el residente de Palacio en su afán promotor de la inversión llegaron rápidamente a la conclusión que era un articulito de mierda y que nadie se va a dar cuenta que lo importante era que se estaba dificultando la aprobación de estudios ambientales toda vez que obligaban a la DGAAA a pronunciarse si querían aprobarlo, cosa que no podían por falta de personal y presupuesto para trabajar, y ello no se podía permitir.

De “contrabando” se promulgo este artículo por donde se le mirase era completamente ilegal, contravenía la ley de procedimiento administrativo general y además parecía tener nombre propio. El D.S. 014-2007-EM tuvo una vigencia de más de un año donde estoy completamente seguro no se aplico la norma principal como debería haber sido (la Ley del Procedimiento Administrativo General, que tiene mayor jerarquía normativa que un decreto supremo), quedándose sólo con el artículo irregular, que seguramente no fue gratuito.

Y así como llego de pronto se fue, el 02 de abril de 2008 se aprobaría el nuevo reglamento ambiental para las actividades de exploración minera (Decreto Supremo Nº 020-2008-EM), derogando la norma vigente que era de 1998 y su por decir lo menos su “extraña” modificación de marzo del 2007. Curiosamente este D.S. entre su considerando afirmó: “Que, la Ley Nº 29060, Ley del Silencio Administrativo, establece en su Primera Disposición Transitoria, Complementaria y Final, que será aplicable excepcionalmente, el silencio administrativo negativo, en aquellos casos en los que se afecte significativamente el interés público, incidiendo en la salud, el medio ambiente y los recursos naturales, entre otros, por lo que resulta necesario establecer el régimen de silencio administrativo negativo para aquellos procedimientos relativos a los estudios ambientales de las actividades de exploración minera que se han determinado como susceptibles de generar impactos y efectos significativos en su entorno” Lo cual resulta curioso pues ello ya estaba estipulado en la LPAG ¿Cuánto proyectos mineros se beneficiaron irregularme de este pequeño artículo colocado en D.S. que simple vista se tenía por positivo? El tiempo lo dirá.

Read more...

Encrucijadas Ambientales en América Latina

>> domingo, 15 de febrero de 2009

Un libro respecto al manejo y la transformación de los conflictos sociales por recursos naturales

Este libro contiene artículos sobre conflictos sociales en Latinoamerica cuyos temas de discusión se centran en problemas respecto a: 1) Ordenamiento territorial urbano - rural; 2) Actividad minera y 3) Territorios étnicos y áreas naturales protegidas. Así mismo ofrece enfoques metodológicos como: a) Un debate entre los aspectos políticos y teóricos, b) La investigación - acción participativa, c) La constitución de espacios de participación y d) Instrumentos de análisis de conflictos.

Link: Provecho.

Read more...

Casapalca: Cuando la mina mata

Es cierto que la actividad minera tiene un par de cientos de responsabilidades entre ambientales, sociales, seguridad e higiene minera que cumplir para el inicio de sus actividades. Más aún, tiene que alcanzar un acuerdo con las comunidades para el inicio de sus actividades la llamada licencia o acuerdo social que asegura en cierta medida que sus actividades serán sostenibles social y ambientalmente (esto incluye la responsabilidad en la seguridad de sus trabajadores). No obstante ello, la actividad minera no deja de ser una de las más riesgosas en el mundo, a pesar que con el tiempo se han venido implementando nuevos conocimientos, ciencias, tecnologías y modelos de organización que prevengan accidentes fatales.

Como cuasi abogado me pregunte que responsabilidades tiene la minera para con sus trabajadores, la respuesta ante pregunta: ¿Qué pasó en Casapalca con los cinco trabajadores enterrados en el socavon de una mina vertical? No la tenia muy clara; entonces debia cumplir con el rito, soplarme los ideales de una norma, la "Ley" es clara al establecer las obligaciones de las empresas en estos casos, el Decreto Supremo N° 009-2005-TR - Reglamento de Seguridad y Salud en el Trabajo, ayuda a entender por donde van las cosas.

Señala en su Título Preliminar:

III. PRINCIPIO DE RESPONSABILIDAD: El empleador asumirá las implicancias económicas, legales y de cualquiera otra índole, como consecuencia de un accidente (...) que sufra el trabajador en el desempeño de sus funciones o a consecuencias de él, conforme las normas vigentes.

Las empresas mineras deben implementar un Sistema de Gestión en Seguridad y Salud en el Trabajo que mejore, fomente, evalué, disponga una serie de objetivos en favor de los trabajadores. Además, la empresa debió elaborar un Reglamento Interno de Seguridad que contenga la preparación y respuestas ante las emergencias (art. 24). También tuvo que gestionar los riesgos, sin excepción (¿trabajar en un socavón vertical?), eliminándolos de origen y aplicar los sistema de control necesarios a fin de evitar accidente fatales (art. 40).

No obstante estas y otras responsabilidades, seguramente los abogados de la mina sustentarán que las responsabilidades y omisiones por la muerte de los trabajadores está dentro de las obligaciones de la empresa subcontratista - que según leí - era a donde pertenecian los trabajadores de la minera. Ante esta afirmación basta leer de manera detallada el artículo 61 del Reglamento de Seguridad y Salud en el Trabajo:

Artículo 61°.- El empleador en cuyas instalaciones sus trabajadores desarrollen actividades conjuntamente con trabajadores de contratistas, subcontratistas, (...), es quien garantiza:
a) La coordinación eficaz y eficiente de la gestión en prevención de riesgos laborales.
b) La seguridad y salud de los trabajadores.
}
(...)

Asimismo, el empleador vigilará el cumplimiento de las normatividad legal vigente en materia de seguridad y salud en el trabajo por parte de sus contratistas, contratistas, (...)
que desarrollen obras o servicios en el centro de trabajo o con ocasión del trabajo correspondiente del principal.

En otras palabras, minera Casapalca no puede exculparse de su responsabilidad por la muerte de sus trabajadores contratados o subcontratados. Lo transcendente de este hecho fue que hubo una completa irresponsabilidad al momento de ejecutar el Plan de Emergencia ¿Cuanto tiempo demoró iniciar las actividades de rescate? ¿Por qué no se cumplió con las exigencias que establece el Decreto Supremo N° 041-2001-EM, Reglamento de Seguridad e Higiene Minera?

El Ministerio de Trabajo y OSINERGMIN tienen la responsabilidad de identificar los errores y sancionar a los culpables de estas muertes, las desgracias no suceden gratuitamente, muchas veces se pueden prevenir o minimizar las consecuencias. Si bien no todas las empresas mineras tienen en su haber ese tipo de desgracias siempre es necesario poner atención en los errores más graves cometidos. En ese sentido los resultados de las inspecciones sobre seguridad e higiene minera deberían conocerse, si OSINERGMIN hciera ello le daría a la ciudadania un elemento más para cumplir con la tarea de vigilancia en este destino minero.

Fotos: La República

Read more...

Reasentamiento Poblacional Involuntario - PRI

>> jueves, 12 de febrero de 2009


A proposito del Proyecto Minero Toromocho

Se reasentará la ciudad de Cerro de Pasco también será necesario reubicar a los pobladores de Morococha para que Toromocho comienza su fase de producción. Como ya sabemos no existe normatividad nacional para llevar a cabo estos procesos. Pero ¿qué significa reasentamiento poblacional involuntario? ¿Cúal es su relación con la minería? Actividad donde se viene aplicando desde ya hace un buen tiempo.

Los primeros reasentamientos pob lacionales se dieron motivados por la construcción de grandes infraestructuras públicas como fueron las represas en China e India donde se movilizaban miles o incluso millones de personas de su lugar de residencia para hacer viable la construcción de la obra. En ese sentido, comparado en número de personas a reasentar, las movilizaciones humanas requeridas para el inicio o la expansión de proyectos mineros podrían ser consideradas pequeñas.

Respecto a Reasentamiento poblacional encontramos dos formas de afrontar el tema. Por un lado se encuentran los escritos Académico-crítico que buscan fomentar el análisis de los procesos de reasentamiento poblacional, así como denunciar los errores cometidos en los procesos que no han sido bien llevados. Por otra parte, encontramos escritos con una visión más Propositiva que buscan proponer algún tipo de marco normativo para la ejecución de los procesos de reasentamiento poblacional involuntario. Posturas como está son trabajadas principalmente por el Banco Mundial y su principal colaborador Michael Cernea.

El procedimiento de Reasentamiento poblacional involuntario esta conformado básicamente por tres etapas: 1. Calificación y adquisición de tierras; 2. Planificación y valorización del proceso y 3. Readaptación. Según Gerardo Damonte, el cuello de botella se presenta en la tercera etapa, en el proceso de reconstrucción y reintegración de las comunidades a los nuevos espacios geográficos donde han sido reubicados. Así, sostiene que las grandes compañías mineras no presentan ningún problema para pagar hasta “tres veces” por un mismo terreno a distintos “propietarios (reconocidos o no), poseedores y usufructuarios”. Por ello, parecería ser que por lo menos en lo que respecta al factor económico (siempre en caso de gran minería) no configura un impedimento para el inicio del proyecto.

Sin embargo, si consideramos que el objetivo máximo (sine qua non) de todo proceso de reasentamiento poblacional es mantener o mejorar el nivel de vida de las grupos poblacionales reasentados, en muchísimos casos no se esta consiguiendo; por el contrario, gran número de comunidades no han conseguido adaptarse perdiendo así no solamente sus propiedades sino la calidad en su expectativa de vida.

Read more...

Libros y textos sobre Conflictos Sociales en el Perú

>> miércoles, 11 de febrero de 2009

El día de hoy en el curso de manejo y gestión de conflictos socio ambientales que se esta dictando en la UARM, nuestro estimado expositor Cesar Bedoya nos explicaba una serie de textos sobre diversas investigaciones que buscan desentrañar las diferentes causas de los conflictos sociales, textos que si bien fundamentalmente elaboran un diagnostico pretender ir más allá en la compresión de una serie de cuestiones estructurales consustanciales a los conflictos. Lo curioso entre otras cosas fue que la mayoría de aquellos textos que nos mencionó ya los había leído como parte del proceso de elaboración de mi plan de tesis, incluso he llegado a traducir parte del famoso texto del Banco Mundial sobre las dimesiones sociales y ambientales de la actividad minera en el Perú.
En todo caso más allá de todo este chamullo, este blog, con un afán de promover el conocimiento y facilitar la ubicación de muchos de estos textos entre otros "algo" inéditos serán colocados en la sección de la barra derecha de este blog.
Sirva este post para ponerlos en aviso, saludos.

Read more...

La conflictividad social en el Perú

>> viernes, 6 de febrero de 2009

Cuando se publican mensualmente los reportes de la Unidad de Conflictos de la Defensoría del Pueblo por un par de días vuelve a tomar relevancia – por lo menos a nivel de medios – la gran cantidad de conflictos sociales que ocurren en el país. Pero a nivel de conocimiento ciudadano es poco lo que el peruano de a pie que vive su vida entre la universidad, el trabajo, el barrio y la playa (si vives en la costa) durante los fines de semana podemos enterarnos sobre las dificultades sociales que ocurren al interior del país. Un claro ejemplo de ello sería la entrega de concesiones mineras en Lima, la gente de Carabayllo y Puente Piedra y sus conflictos con el Ministerio de Energía y Minas. ¿Cuántos conocían de estos problemas al norte de Lima?

Es decir, al ser los conflictos sociales hechos dinámicos con niveles de crisis puntua
les o continuadas en el tiempo es difícil sostener cuantos problemas sociales tenemos realmente. ¿Cuanta probabilidad de reconocer todos los conflictos sociales que ocurren en el país tiene el Estado Peruano? Cuando algunos pueden llegar a ser como burbujas que desaparecen al instante y otros pueden llegar a desestabilizar el sistema, minando aún más la poca legitimidad de algunas instituciones estatales. Al momento de enumerar todas valen lo mismo, cuenta tanto como conflicto social la lucha contra el By Pass de Castañeda como el conflicto en Carmen de la Fronteral tema primordial en este punto es cuando realmente cabe la denominación de conflicto, cuantos realmente lo son, si las fuentes principales para tomar conocimiento de ellos son los periódicos, que tan valido es “científicamente” hablar de elevados índices de conflictividad social. Que pasa cuando los actores involucrados tienen más preocupación por los finales felices en la industrias extractivas y dejan de lado crisis como los que sufrimos a diario con el transporte de la capital ¿La marcha en Barranco es conflicto social?

Un país como el nuestro es un gran laboratorio para empezar ese trabajo de teorizar y volver más serias las investigaciones sobre conflictos sociales. Si bien lo que planteó Franklin en sus tres anteriores post creo que ya cae de maduro la necesidad de estudiar seriamente los marcos estructurales que nos permitan habblar de conflictos, no debemos esperar a que todo lo resuelvan las consultoras con sus infinitos conocimientos de especialistas que aún no han logrado hacerla completamente acá. ¿Quién tiene la solución? No sé, lo único bueno es que todavía tenemos algo de tiempo para buscarla.

Read more...

Protestrómetro 2008, el PDF

>> jueves, 5 de febrero de 2009

A pedido de los (no tan pocos) lectores de este blog subo todo el artículo de Franklin Medrano en su versión Scribd.



Read more...

Las Protestas del 2008 y las proyecciones para el 2009 según Franklin Medrano - III y última parte

>> miércoles, 4 de febrero de 2009

La comparación de las tendencias manifestadas en el 2008 entre conflictos sociales y protestas sociales no demuestra necesariamente una relación de directa de dependencia entre ambas líneas (Ver Gráfico 3). Más bien, refleja dos tendencias distintas. Por un lado, tenemos una clara tendencia al progresivo aumento de los conflictos sociales frente a una zigzagueante línea de las protestas sociales, las cuales han venido descendiendo sostenidamente desde el mes de agosto del año pasado (con una leve recuperación en el mes de octubre).
Lo respectivo a los tipos de protestas sociales, vemos que no existe una clara tendencia que indique que ésta cambiará significativamente este año (Ver Gráfico 4). A excepción de la línea de gobiernos locales, la cual está en incremento a pesar de sus altibajos, el comportamiento de los demás tipos de manifestaciones sociales en el 2008 fue irregular. Esto demuestra algo importante: el límite del análisis cuantitativo. En este artículo no se han hecho referencia a información cualitativa de cada acción colectiva de protesta como puede ser nivel de convocatoria, legitimidad de la protesta frente a los ciudadanos o violencia. Una protesta no es igual a otra, aquí se le ha dado el mismo valor (1) a cada protesta o manifestación. En otras palabras, no hemos apreciado la calidad de las protestas sociales, sólo la cantidad de éstas.

Un platón en el cual participaron cincuenta estudiantes universitarios no es lo mismo que el rosario de manifestaciones que nos trajo el moqueguazo ni similar a las marchas contra el sepultado Decreto 1015, donde participaron miles de ciudadanos. Más cantidad de marchas no implica necesariamente más violencia. Por ejemplo, el hecho que las movilizaciones por asuntos de gobierno regional estén decreciendo no quiere decir que habrá menos probabilidad de violencia al respecto. Por el contrario, quizá la gran cantidad de protestas sociales se deba a la desarticulación de las organizaciones sociales y a la carencia de dirección política de éstas.

En ese sentido, es probable que la reducción de las manifestaciones sociales (por ejemplo, en las concernientes a conflictos socioambientales), se deba que se éstas se estén canalizando en protestas de mayor envergadura. Esta probabilidad se sostiene en la capacidad de los líderes sociales para organizarse en frentes más amplios desde donde se organicen movilizaciones de gran convocatoria. Quizá el silencio en las calles sea el preludio del reclamo social organizado este 2009.

Por ello, la proyección para este 2009 es de dos (2) o más protestas por día este año y 730 manifestaciones aproximadamente al cerrar el año. Hacer una proyección sobre las tendencias y composiciones de las acciones colectivas de protesta es más complejo. Dar respuesta a esta interrogante implica sumergirse en lo cualitativo que ofrece cada conflicto registrado así como varios potenciales. Para lo cuál sea hace importante sumergirnos en cada caso.

Read more...

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP