Las Protestas del 2008 y las proyecciones para el 2009 según Franklin Medrano - III y última parte

>> miércoles, 4 de febrero de 2009

La comparación de las tendencias manifestadas en el 2008 entre conflictos sociales y protestas sociales no demuestra necesariamente una relación de directa de dependencia entre ambas líneas (Ver Gráfico 3). Más bien, refleja dos tendencias distintas. Por un lado, tenemos una clara tendencia al progresivo aumento de los conflictos sociales frente a una zigzagueante línea de las protestas sociales, las cuales han venido descendiendo sostenidamente desde el mes de agosto del año pasado (con una leve recuperación en el mes de octubre).
Lo respectivo a los tipos de protestas sociales, vemos que no existe una clara tendencia que indique que ésta cambiará significativamente este año (Ver Gráfico 4). A excepción de la línea de gobiernos locales, la cual está en incremento a pesar de sus altibajos, el comportamiento de los demás tipos de manifestaciones sociales en el 2008 fue irregular. Esto demuestra algo importante: el límite del análisis cuantitativo. En este artículo no se han hecho referencia a información cualitativa de cada acción colectiva de protesta como puede ser nivel de convocatoria, legitimidad de la protesta frente a los ciudadanos o violencia. Una protesta no es igual a otra, aquí se le ha dado el mismo valor (1) a cada protesta o manifestación. En otras palabras, no hemos apreciado la calidad de las protestas sociales, sólo la cantidad de éstas.

Un platón en el cual participaron cincuenta estudiantes universitarios no es lo mismo que el rosario de manifestaciones que nos trajo el moqueguazo ni similar a las marchas contra el sepultado Decreto 1015, donde participaron miles de ciudadanos. Más cantidad de marchas no implica necesariamente más violencia. Por ejemplo, el hecho que las movilizaciones por asuntos de gobierno regional estén decreciendo no quiere decir que habrá menos probabilidad de violencia al respecto. Por el contrario, quizá la gran cantidad de protestas sociales se deba a la desarticulación de las organizaciones sociales y a la carencia de dirección política de éstas.

En ese sentido, es probable que la reducción de las manifestaciones sociales (por ejemplo, en las concernientes a conflictos socioambientales), se deba que se éstas se estén canalizando en protestas de mayor envergadura. Esta probabilidad se sostiene en la capacidad de los líderes sociales para organizarse en frentes más amplios desde donde se organicen movilizaciones de gran convocatoria. Quizá el silencio en las calles sea el preludio del reclamo social organizado este 2009.

Por ello, la proyección para este 2009 es de dos (2) o más protestas por día este año y 730 manifestaciones aproximadamente al cerrar el año. Hacer una proyección sobre las tendencias y composiciones de las acciones colectivas de protesta es más complejo. Dar respuesta a esta interrogante implica sumergirse en lo cualitativo que ofrece cada conflicto registrado así como varios potenciales. Para lo cuál sea hace importante sumergirnos en cada caso.

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP