Dicen que San Marcos no sabe luchar...

>> sábado, 9 de mayo de 2009

La República 07.04.09

Resulta medio masoquista para todo sanmarquino comentar cada cierto tiempo acerca de la violencia que paraliza las clases en nuestro claustro universitario, nos vuelven estrellas de las páginas policiales por unos días y mantiene - estoy seguro - la percepción en un bueno grupo de la población que no somos más un grupo de desadaptados acomplejados que no podemos resolver las cosas de otra manera que no sea peleando, gritando, pateando el tablero.

Cualquier persona que haya pasado por un aula sanmarquina, hecho su cola para el comedor, paseado en el burro e incluso participado en alguna toma de facultad o marcha "solidaria" aunque sea por pura joda debe sentir el dolor al saber que las clases están paralizadas, que la universidad se encuentra envuelta en el desconcierto presa del estupor que genera la violencia e intentando entender si es verdad que aquellos compañeros pasaron el mismo examen de admisión que yo.

¿Por qué protestasmos en San Marcos? Por mi experiencia - la cual tampoco pretendo generalizar como si fuera el máximo común divisor de la vivencia conflictiva en san marcos - considero que existe una suerte de estructura estudiantil en las facultades adecuadas que permiten replicar los modelos de protesta social que no tienen mejor expresión que las marchas de la CGTP, es decir protestas para mantenerse vigente, no perderse en el tiempo o mejor dicho para alcanzar un objetivo inmediato, con la presión necesaria para que la autoridad "medrosa" de siempre ceda los casilleros necesarios para obtener esas argollas que les permiten replicarse todos los años en los cachimbos de diversas facultades.

La protesta en san marcos también es consecuencia de la falta de propuestas políticas distintas a las que propugnan la violencia como el único método de obtener beneficios sociales, además la dejadez y total alpinchismo de casi el 90 y tantos % de estudiantes universitarios que ven en estos ceses pequeñas vacaciones u horas libres para salir a comprar el regalo de mamá esta también otro problema que tampoco ayuda a avisorar un final positivo a tanta alaraca.

Entonces como conclusión rápida sostento que la UNMSM se encuentra cercada por un triangulo: la violencia autoritaria de grupos que se dicen democráticos pero que no son capaces de debatir con otro que no sea consigo mismo (si es que logran encontrarse), la arrogancia del sanmarquino promedio que asume la participación en la cosa pública universitaria como una problema coyuntural que en el corto o mediano plazo a lo mucho puede prolongar la fecha de sus parciales y finalmente la incapacidad total de autoridades universitarias para no prevenienen estos problemas a pesar de ser ciclicos. Solucionar estos problemas exige trabajar con las bases (sobre todo ingresantes) y expulsar de una buena vez a cualquiera que no respete la casa de todos que es nuestra universidad. Si San Marcos es un Perú en chiquito, esta historia no les parece conocida.
Pd.- ¡Por Dios Izquierdo! Si tienes algo criterio pon siquiera a Franklin de secretario de asuntos estudiantiles, pero haz algo xq tus cinco años sólo han servido para fortalecer a estos gusanos que en la época de Burga jodian menos.

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP