Conflictos sociales, periodistas y la teoría del complot

>> domingo, 28 de junio de 2009

Didáctica la entrevista realizada por El Comercio al Presidente del Gobierno Regional del Cuzco, Hugo Gonzáles Sayán, en la cual el alto funcionario explica y señala una serie de detalles y hechos fundamentales para entender la protesta de los pobladores de Canchis.

Aquí va un resumen:

¿Lo de Canchis tiene vinculación con la paralización indefinida de Puno?
No sabría decirle, parece que alguna gente dice que este es el inicio de la república tupacamarista. No hay evidencias.

¿Usted cree necesaria la renuncia del Gabinete Simon?
No. Hay que hacer un llamado al Congreso para que actúe con sensatez. No es el momento de tumbarse un gabinete. Hay conflictos fuertes, pensemos en el país. En plena crisis no podemos cambiar al Gabinete.

¿Al pueblo del Cusco le interesa la interpelación?
Le interesará a la clase política cusqueña, pero al resto le importa un rábano. Mire, toda la zona andina se opone a la ley de aguas ¡aprobada por mayoría en el Congreso! Parece una consigna, es la misma plataforma de Andahuaylas, de la Federación Revolucionaria Túpac Amaru, de los regantes de Puno. (…)

¿Hay alguna objeción válida a la ley?
Yo te diría que no, es la grita callejera la que gana acá.

¿Por qué el gobierno regional que usted preside no pudo evitar la paralización de Canchis?
Nos llegó la plataforma del frente de Canchis al octavo día de la paralización. Paralizan Sicuani con el cuento del levantamiento general de los pueblos. Y la plataforma es realmente inexplicable. Cómo dialogar con quien pone como primer punto la vacancia del presidente de la República (...). Los informes de inteligencia hablan de gente que ha estado con ellos y que ha estado viajando a Bolivia. Como no se podía negociar, presentan una plataforma nacional, otra regional y una local. (...) No me piden nada más [plataforma regional] porque sus principales pedidos están resueltos.

Entonces solo quedaron los reclamos nacionales.
Sí, centrados en que no se construya la central hidroeléctrica de Salcca —son 350 millones de dólares de inversión— y en impedir las concesiones mineras.

La oposición a la central hidroeléctrica

¿La hidroeléctrica tiene un estudio de impacto ambiental?
Sí, para la cuenca alta del río Salcca. Es favorable y fue hecho por Ege Cusco. Pero en noviembre pasado hubo un peligroso levantamiento de los pueblos y Simon viajó a Sicuani. Se acordó que el estudio de impacto ambiental fuera integral y que se hiciera para la cuenca media y baja, pese a que la hidroeléctrica solo trabajará con la cuenca alta. Lo encargaron a Energía y Minas y el frente de Canchis debía ver los avances de los estudios

Y ocurrió lo clásico: no se hizo nada.
Se hicieron dos concursos, se declararon desiertos, parece que los montos son bajos. Pero el Frente de Defensa de Canchis nunca puso a su representante, también incumplió. (…) Se les ha planteado que se inicie el estudio de impacto ambiental y que vaya a consulta popular.

¿Por qué la gente de Canchis no acepta el estudio de la cuenca alta?
Porque hay toda una intencionalidad detrás. La comunidad supuestamente afectada con el proyecto (se tiene que hacer una presa) llegó a un acuerdo con la empresa, ha recibido hasta retribución económica. La gente de Combapata y de Canchis es la que “pitea”. Este asunto se ha politizado. (…)

El problema de las concesiones mineras

¿Otro impasse es el pedido de nulidad de las concesiones mineras?
Son necesarias, pero en eso quiero ser claro, ahí se le pasó la mano al gobierno de Toledo. El santuario de Qoillur Riti, en Ausangate, está bajo una concesión. Eso es inaceptable. La plaza de armas de Canaoca, en Canas, también. Otras concesiones mineras cubren Tungasuca y Pampamarca, todos los pueblos que recorrió la rebelión de Tupac Amaru están bajo concesión. ¡El 78% de Chumbivilcas está concesionado!

¿Y qué dijo sobre ello Simon al frente de Canchis?
Que existe una resolución del Ministerio de Energía y Minas que le dice al concesionario: “No se puede explorar ni explotar el recurso si no se tiene la aprobación de la comunidad”.

La licencia social.
Pero la licencia social no convence al frente de Canchis, aún así quieren la nulidad. Se les propuso revisar las concesiones consideradas dañinas o ilegales por ellos, tampoco lo aceptaron. Otra razón para boicotear la hidroeléctrica de Salcca es que dará electricidad a las concesiones mineras.

Ahora bien, evidentemente El Comercio forma parte del “Grupo del complot”, categoría asignada por Patricia del Río a los periodistas que - interpretando los términos de la tía Valenzuela - se encuentran alineados con la defensa de la democracia, el sistema político y la inversión privada, ellos sostienen que las protestas recientes (tanto las de los ciudadanos amazónicos como las últimas en Andahuaylas, Cuzco y Puno) son producto de un complot internacional contra el “exitoso e incluyente” modelo de desarrollo peruano. Sin embargo, lamentablemente estos comunicadores no buscan ver más allá de este posible hecho, obviando en algunos casos (los más descarados) toda crítica al Gobierno pues – según ellos – sería un despropósito pues terminaría desestabilizando el régimen; ello en cualquier parte del mundo se llama falta de objetividad, pero aquí en nuestro folklórico Perú es una promover el desarrollo, mantener el sistema.

Frente a estas afirmaciones o alucinaciones, dependa del lado que quieras estar, las respuestas coherentes han venido nuevamente (como casi siempre en los últimos meses) de la cholosfera. Por ejemplo, el Jorobado nos recuerda que las mismas respuestas se dieron antes ante el inexplicable fenómeno que significó el senderismo para la clase política de 1980 – 1985. Otra interesante respuesta que ha sido rebotada por distintos bloggers (entre otros Ocram) fue el artículo publicado por Patty del Río quién afirma no creerse del todo el cuento del complot, pues para ella, los periodistas siempre deben dudar de la versión oficial y no ser simples portavoces del Ejecutivo. Este tipo de periodistas “no alienados” denominados por la tía Valenzuela como: "periodistas neutrales”, los cuales evidentemente son los menos en nuestra fauna noticiosa, basta darse una revisada a los titulares del kiosco de la esquina para percibir la esquizofrenia mediática que ha generado la teoría del complot.

Por otra parte, más allá de verificarse o no esta teoría hay dos cosas que lamentablemente son ciertas y están dejándose de lado; primero, que es evidente que el gobierno quiere zafar cuerpo respecto a los errores cometidos arguyendo que por culpa del complot todos se han puesto de acuerdo para desestabilizarlo, explícitamente han sostenido que tanto los amazónicos como la gente del sur son fácilmente manipulables por intereses externos, lo cual si bien podría ser parcialmente cierto no resuelve el segundo hecho, tenemos un Gobierno que no le gusta dialogar pero lo hace cuando lo obligan, alcanzando acuerdos que meses después no cumplirá, lo cual quiera o no reconocer a nuestra clase política peruana terminará siendo el principal pasivo del gobierno que suceda al partido aprista. Más aún, cada incumplimiento gubernamental, cada acta que pasa a ser un papel de buenas intenciones imposible de realizar termina siendo un punto a favor de los desestabilizadores del sistema democrático, tanto los están afuera (que si existen) como los que se encuentran adentro (que sobran).

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP