La Guerra Popular

>> viernes, 26 de junio de 2009

Si alguna costumbre tengo (a veces no tan buena) es terminar lo que sin querer he comenzado. Ayer en la madrugada decidí emprender el nuevo diseño del blog. Y lo que empezó con unos cambios de colores y figuras termino en la definición de una nueva plantilla, la supresión de una serie de links y la elección del nuevo cabezal, la cual elegí entre mi colección de imágenes sobre el conflicto armado interno. Esta imagen resulta provocadora representa una de las etapas más crueles e irracionales de la lucha armada. También simboliza - a mi parecer - una suerte de desprecio por el "desarrollo" que representaba la torre de electricidad. No cabe duda que toda violencia tiene su cuota necesidad de regreso al estado de barbarie, no sé si aún estamos listos para juzgar con serenidad y objetividad lo que ganamos y perdimos con el conflicto armado interno y en que medida su ejemplo es una llamada de atención para lo que sucede hoy día en nuestro país, que no es culpa de este gobierno, ha venido sucediendo desde que Toledo asumió el gobierno (y quizás acumulandose desde antes de ser una República), en fin una serie de hechos tristes y complejos que espero algún día el sistema democrático pueda conjugar.
Un buen post de Marco: La herencia de Yehude

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP