A qué debe temerle el gobierno

>> jueves, 18 de junio de 2009

La peor consecuencia que debe esperar el Gobierno luego de haber sostenido la protesta amazónica por más de 50 días no es cambiar de gabinete de ministros o recibir como una derrota política la derogación de dos decretos legislativos que tanta sangre les costo mantener, nada de eso, lo que más debe preocuparle al Poder Ejecutivo es haber creado el contexto perfecto de oportunidad política para la protesta.

En las siguientes líneas presento un rápido análisis estructurado sobre la base de algunas ideas señaladas por el Jorobado más conocido como “Meléndez”. La estructura de la oportunidad política para la protesta a la que me refiero y deberá enfrentar en los próximos meses el Gobierno la podemos desarrollar a partir de las siguientes condiciones:

i) Inestabilidad de los alineamientos políticos, ello es más que evidente, un gobierno debilitado política y socialmente luego de una matanza como la de Bagua y el Lote 6 no podrá sostener fácilmente un proceso de gobernabilidad en las “nuevas” zonas donde pobladores se alcen en protesta; mientras en el Congreso se enfrascan en polémicas y dimes y diretes por derogar o no un par de decretos legislativos; en el resto del país, los operadores de la protesta están preparando sus gargantas para repetir la formula amazónica; además, a ello se le debe agregar otra debilidad evidenciada no solamente con el paro amazónico o el conflicto del día de ayer en Andahuaylas, tanto las autoridades regionales como locales no están en la posibilidad de intermediar políticamente sobre las exigencias de los protestantes; por lo tanto, el mensaje de ayer fue claro, “se alinean o latigazo”;
ii) División de poderes, no cabe duda que el poder político se encuentra actualmente dividido luego de haber sostenido insensatamente que la protesta amazónica era una lucha contra el sistema. Una de las consecuencias de tal afirmación ha provocado que aquel sistema que representa el APRA y compañía termine siendo el más debilitado, las consecuencias de la soberbia; por otra parte, el problema que se viene no se tratará solamente de votos en el congreso sino del mensaje que deja la inoperancia del poder político para prevenir desenlaces indeseables, generando un vacío en la legitimidad del poder que difícilmente el Gobierno pueda resolver con caras nuevas en el Gabinete, sobre todo cuando su retroceso ha ocasionado que grupos políticos que generalmente se adscribieron a su postura vean en la nueva actitud del gobierno un desprecio a pesar de haberse la jugado por ellos; ahora bien, no resultaría extraño que comience una nueva inestabilidad política pero esta vez realmente direccionada a reconfigurar la distribución de poder y cambiar el sistema; y
iii) Represión estatal, el Gobierno no tuvo un manejo cauteloso de este aspecto, el cual por haber sido muy mal administrado ha quedado gravemente deslegitimado. En esa medida, su aplicación inmediata generaría conexiones con lo ocurrido en Bagua desencadenando posiblemente una protesta masiva a la que no podrá hacérsele frente con la simple represión de las fuerzas policiales.

Esta es la primera vez que me la pego de analista político, no sé si la chunte, francamente espero que no, pero si de algo estoy seguro – como seguramente muchos de ustedes – es que los meses que se le vienen al gobierno no serán para nada fáciles.

PD.- Ahhh... verdad a todo esto: Alan, Yehude, Franklin ¡¡¡Feliz día del padre!!!

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP